Blog

Me gusta estar informado y por eso, como siempre, desayuno con el teléfono al lado.

 

Admito que debido a mi largo pasado “analógico” añoro un poco los viejos periódicos de papel tamaño sábana, olorosos de tinta fresca, a los había que doblar con destreza para poder leerlos junto al café y los cruasanes… pero las realidad es que hace más de 10 años que no compro uno.

 

Los sucedáneos online aún sin ofrecer una experiencia tan satisfactoria a los sentidos me ofrecen las posibilidad de leer noticias recién acaecidas, y no las de ayer a la noche, de enriquecerlas con vídeos y otros documentos y, lo más importante para mi, de leer más de una cabecera.

 

En mi caso particular, exceptuando alguna publicación puramente digital repaso diariamente los periódicos de los lugares en los que he vivido: La Vanguardia porque estoy afincado en Barcelona y quiero tener noticias de mi entorno cercano, la Stampa de Turín por ser el periódico de la ciudad donde nací, el Clarín de Buenos Aires porque también viví ahí y la BBC o el The Guardian del Reino Unido por la misma razón.

Hace unos días el siguiente informe de la OCDE http://www.oecd.org/employment/outlook/ generó bastante revuelo en los medios que, oportunistas como siempre, buscaron ganar su cuota de atención a golpe de titulares alarmistas como el siguiente: “Uno de cada cinco trabajadores podría perder su empleo por la automatización”. (El país).

 

Lo que me llamó la atención no es la interpretación sensacionalista que hacen  los medios de comunicación tradicionales de las noticias (sobre los medios online no me pronuncio porque son puras fake-news ¿o no? ;) sino en el fondo de la cuestión que personalmente y profesionalmente me atañe bastante.

En un lugar no especificado de la España de hoy.

Voy mirando los asistentes mientras van accediendo tímidamente de a uno en uno a la sala.

Después de una breve mirada a las mesas colocadas en forma de U algunos me dirigen un breve saludo mientras que otros, más lacónicos, se limitan a hacer un gesto con la cabeza y van acomodándose cada uno en su lugar.

En la penumbra el rectángulo luminoso de la pantalla del proyector reza el título de la sesión de formación que está a punto de iniciar: “Herramientas gratuitas en la nube para gestionar tu empresa”.

Foto a toda pantalla de una cadena de montaje de los años 20 abarrotada de obreros

“Desde que Henry Ford automatizó la primera cadena de montaje no hay sector que no se haya visto, en mayor o menor medida, afectado por la automatización y hoy en día el marketing no ajeno a ello.”

Este es el inicio de mi presentación en el Workfest, el El Festival de Referencia del sector industrial que se lleva a cabo en el teatro Kursaal de Manresa.

Son las 19:30 del viernes y acabo de entrar en la oficina.

Enciendo las luces porque a esta hora todos se han ido, hasta la luz del día, así que abro el ordenador y me preparo a supervisar la campaña de un cliente importante que tiene que salir si o si en media hora, pero estoy contento.

Obviamente mi estado de ánimo no se debe a tener que currar a estas horas de un viernes, cuando seguro estaría más a gusto en casa con una cerveza en la mano o preparándome para salir a cenar por ahí, sino porque acabo de venir del claustro preparatorio para el postgrado Executive en Marketing Digital que imparte la escuela de negocios Euncet de Terrassa y del que tengo el honor de participar como docente.

¡Ahhh bueno…! pensarás con sarcasmo, qué programas más entretenidos que tiene este tío los viernes por la tarde y yo pensaba lo mismo hasta que….

Hoy en día la automatización de marketing ya no es una quimera ni una imagen vaga propia de un futuro de ciencia ficción y tampoco es una tendencia de marketing o una moda pasajera como erróneamente podrían pensar algunos.

El marketing automation es una realidad consolidada que está creciendo vertiginosamente en aquellas empresas dotadas de visión estratégica y decididas a sacar tajada del uso de la tecnología en detrimento de aquellos que, ciegos, ni se lo plantean y aquellos otros que, miopes, todavía se están planteado “si” implementarla mientras que la pregunta es “cuando” acabarán haciéndolo.

Estamos de enhorabuena por el nacimiento de táctica un nuevo emprendimiento que ve la luz al calor de Marketic y de la mano del grupo Multiplica y su CEO, empresario de éxito y business angel visionario, David Boronat.

 

Táctica tiene como misión aportar astucia comercial y sentido común al sector del marketing automation.

 

Los que me conocéis, ya sea de una feria en una demo o a través de esta newsletter, sabréis que desde que fundé Marketic mi objetivo ha sido el de ofrecer una plataforma de marketing automation que fuera sencilla, fiable y asequible...

 

En ese sentido, puedo decir, con cierto orgullo y sin falsa modestia, que objetivo cumplido: en los tres últimos años Marketic ha ofrecido su plataforma SAAS a clientes cada vez más grandes y numerosos.

El otro día asistí a un evento sobre UX organizado por Multiplica. En el mismo, David Boronat, CEO del grupo, nos contó cómo su empresa está pasando de diseñar “sitios tontos” a diseñar sitios dinámicos (inteligentes) que responden a las expectativas del cliente.  

 

A continuación, Enric Quintero, CEO de Metriplica nos contó cómo, a través del análisis de los datos de comportamiento de los usuarios, logran micro-segmentar las audiencias para enfocarse en aquellos segmentos más rentables.  

 

Finalmente, la compañía Dynamic Yield, líder en personalización multicanal, también nos habló de cómo logran modificar en tiempo real, mediante complejos algoritmos de optimización, secciones de una web y otros contenidos, como correos, etc. para ajustarse a los intereses siempre cambiantes de los clientes, exponiendo como caso concreto el de MediaMarkt.

 

He de decir que encontré sumamente interesantes todas las charlas pero, lo que me sorprendió gratamente es que, aún siendo tres empresas que se dedican a cosas diferentes y complementarias (UX, analítica y algoritmos de personalización), todas hablaban en el fondo de tres conceptos básicos que a día de hoy es imprescindible tener en cuenta en el mundo digital:

Ha llegado por fin el frío y con él, inevitablemente como con la vejez que llega aunque no quieras, todos sus efectos colaterales buenos y malos: la nieve en las montañas, los jerseys de lana, la gripe, los calcetines gordos, las tardes de lluvia, los mocos y estornudos, las mantas y edredones en la cama…

 

Al respecto de esto último, aquellos de vosotros que compartís el lecho con vuestra pareja habréis comprobado en carne propia que las frazadas, al contrario de los chicles y los sueldos de pobre, no se estiran al infinito así que se prestan a su acometido con algunos handicaps.

Lo más leído

Sobre Marketic

Somos pioneros en España en servicios sobre Mautic.

Ofrecemos soluciones potentes y escalables de automatización de marketing en la nube con la finalidad de estandarizar las tareas de identificación, segmentación, cualificación y conversión de clientes potenciales.

Newsletter

Contacto

Carrer de Pelai, 32, 5º
08001 - Barcelona - España
   (+34) 93 669 68 13
   info@mrktic.com
Aviso legal | Protección de datos | Política de cookies
© 2019 Mrktic.com

Search